CRÓNICAS DE UN FUTURO PASADO

Narraciones de un testigo



► LA MÁQUINA DEL TIEMPO


Solo se podía viajar al pasado, por que ya había pasado y podías seleccionar el año y lugar que quisieras.

La máquina constaba de una gran burbuja transparente. Desde afuera no se veía, no se oía, no se notaba. A su alrededor, un campo de plasma creaba un escudo que la protegía de impactos.

Dentro había un diván ergonómico adaptable que además regulaba la temperatura en el interior de la burbuja. En el reposabrazos derecho estaba la consola desde la que se elegía el año y el lugar al que se quería viajar. El reposabrazos izquierdo se abría, y dentro habían varios viales de bio-materia. Servían para todo, un solo vial inyectado regulaba las sales minerales del cuerpo, reparaba tejidos y alimentaba.

Pudimos empezar a viajar a la época de la guerra de Troya y ver cómo pasaron las cosas en realidad. Pudimos ver como Alejandro Magno no era el héroe que nos cuentan, o como Jesús no fue crucificado.

No lo vimos venir, parecía algo que enmendaría errores del pasado. De repente había que cambiar todos los libros de historia, pero las consecuencias fueron mucho más allá. De la noche a la mañana, todas las religiones se tambalearon, las injusticias cometidas contra las poblaciones, y que fueron silenciadas, removieron los cimientos de las civilizaciones. Empezaron nuevas guerras, atentados y se rompieron relaciones internacionales.

Aquello debilitó tanto a la humanidad, que cuando llegaron los seres de las estrellas, apenas encontraron resistencia.



_________________________________________________________

◄ Otras entradas futuras

◄◄ Inicio



/future/