CRÓNICAS DE UN FUTURO PASADO

Narraciones de un testigo



► REPROSELECTIVIDAD


En aquella época, un estudio del MIT revolucionó la neurociencia al conseguir identificar la zona donde se almacenan los recuerdos a largo plazo.


Ya se conocía la zona encargada de los recuerdos a corto plazo, el hipocampo, donde se generan nuevos recuerdos, pero con el nuevo estudio se descubrió que los recuerdos a largo plazo se almacenan en tres zonas diferentes: el hipocampo, la corteza prefrontal y la amígdala, asociadas a las emociones.


Se descubrió que en la zona prefrontal, muchos recuerdos se mantienen silentes, pero se podían activar los engramas cerebrales mediante estimulación lumínica para recuperarlos. Esto abrió un campo de investigación enorme contra la demencia senil o el alzheimer, enfermedades degenerativas que casi nadie conoce porque fueron erradicadas hace muchos años.


Como no podía ser de otra forma, la industria tecnológica diseñó "La Araña", un dispositivo que se implantaba voluntariamente al nacer y que nos permitió almacenar nuestros recuerdos desde ese mismo momento. Era curioso recordar cosas de cuando tenias meses de vida. Podías acceder a tus recuerdos cuando quisieras a través de una terminal conectada a La Araña.


La voluntariedad se convirtió en obligatoriedad por los gobiernos. Se demostró ser una medida de control enorme, y se utilizaba mucho para resolver casos de delincuencia.

Cuando se pensaba que la tecnología no podía ir más allá, llegó la reproselectividad. A partir de entonces pudimos, no solo acceder a nuestros recuerdos, si no a borrar aquellos que no queríamos recordar, pero manteniendo la esencia de todo aquello positivo que pudieran haber aportado para nuestro desarrollo.


Cuando accedías aparecía una linea temporal multicolor, con los recuerdos por colores según tipología, en la que en rojo aparecían los malos recuerdos. Una vez elegidos quedaban marcados, pero solo podían eliminarlos profesionales del Departamento Técnico de Reproselectividad (DTR), que los "extirpaban" sin que se produjeran desajustes cerebrales.


Pero toda tecnología tiene su lado negativo. Los hackers consiguieron revertir el funcionamiento e instaurar recuerdos falsos o robados de otras personas. Y el filón fue explotado para robar también recuerdos agradables y pedir rescate.

Los militares vieron una gran arma en la reproselectividad y empezó a formar a militares para colapsar la mente de poblaciones enteras.


Aquello fue otro de los motivos del colapso mundial y del por qué estamos hoy aquí.


_________________________________________________________

◄ Otras entradas futuras

◄◄ Inicio



/future/