CRÓNICAS DE UN FUTURO PASADO

Narraciones de un testigo



► ZOOLOGICO


Existía algo llamado zoológico, que coloquialmente se abreviaba solo a zoo. Era un gran recinto donde sobrevivían en precaria cautividad animales de diferentes especies y partes del mundo.

Con el tiempo se vendió la idea de que estaban allí para protegerlos de la extinción. El caso es que era un entretenimiento; pagabas la entrada y podías ver animales que de otra forma no podrías. Habían jirafas, rinocerontes, hipopotamos, leones, elefantes, cebras y muchos más, hoy extintos todos.


El impacto vino hace ya varios años de la mano del Centro de Astrobiología del CSIC. Se descubrió que formamos parte de un gran zoológico en el universo. La Tierra es nuestra gran jaula, desde el que somos ajenos a la vigilancia de nuestros visitantes extraterrestres.

Del mismo modo que en la Tierra los cuidadores vigilaban a los animales en los zoológicos, con razonamientos como que si de repente una cebra se comunicase con nosotros a través de números primos usando su pezuña, nuestra relación con ella se vería alterada y nos veríamos obligados a responder, estábamos siendo vigilados e incluso protegidos, sin interacción alguna con nosotros. Se ocultan de manera intencionada para evitar influir en nuestro comportamiento o desarrollo, igual que con la cebra del ejemplo. La única diferencia es que a los animales en la Tierra había que cuidarlos, en cambio con nosotros no hacía falta, éramos autónomos.


Desde el principio, todos los intentos del SETI por encontrar vida extraterrestre durante décadas estaban siendo boicoteadas por nuestros cuidadores, siguiendo la máxima que nosotros mismos usábamos en los zoos, "No den de comer a los animales de este planeta, ni se intenten comunicar con ellos".

Resultó que sí existían planetas con otras formas de vida. Eran otras especies en sus planetas-jaula.


Los ovnis, que tan de moda se pusieron a finales del siglo XX, no eran más que alienígenas que habían pagado su entrada en el zoo galáctico para ver a las especies que de otra forma no podrían ver,igual que hacíamos nosotros con los animales. Aunque se les prohibía cualquier contacto con nosotros, siempre había quien se saltaba las normas, como pasaba en los zoos de la Tierra. Los avistamientos de ovnis y las supuestas abducciones no eran más que aquellos alienígenas que se saltaban las normas.


¿Ves la Luna?, no es más que una jaula, la cual un día contuvo una especie, pero que hoy está vacía desde hace cientos de años.


_________________________________________________________

◄ Otras entradas futuras

◄◄ Inicio



/future/